martes, 23 de octubre de 2007

Es lo que hay

Y ya está... ¿que le voy a hacer? no me gusta hablar con gente que no conozco. No, eso no es cierto. Me encanta hablar con gente, da igual conocerlas o no. Me encanta la gente. Rectifico: no me gusta hablar con tíos que no conozco en las discotecas y sitios por el estilo. Sí. Eso es exactamente. Lo siento pero no me gusta. Uno de mis muchos prejuicios es que creo que no voy a encontrar a nadie interesante en un lugar así. Todos me parecen buitres a la caza y captura de presa comestible. Si un tío al que no conozco de nada me intenta dar conversación en una discoteca le contesto, eso sí, educación ante todo, pero corto por lo sano. Ni le doy conversación, ni mucho menos le sigo el rollo ni, ¡oh, horror! acepto la mano que me tiende para bailar con él. Sé que muchos podrían ponerme mil objeciones. No os molestéis. Ya lo hago yo sola, pero, a ver, es un prejuicio como otro cualquiera. De hecho, a mi también se me valora cuando se me conoce pero con un desconocido ebrio (o sobrio) a ritmo de pachangueo nunca me parece ni el momento ni el lugar.
Además, seamos sinceros, ¿quien da una buena primera impresión en un bareto? En medio de música que normalmente está demasiado alta lo cual te pone en dos situaciones, no sé cual peor: no escuchar/entender absolutamente nada de lo que alguien te dice o que el susodicho, intentando hacerse entender y, ya de paso, darse un alegría pal cuerpo, te agarre por la cintura como en el mejor lance de sevillanas y te acerque tanto la boca a la oreja que cuando la despega tienes que darte un restregón con los dedos en un vano intento de sacarte de ahí el pitido que te acompañará el resto de la noche.

Por no hablar de las primeras frases que se dicen para romper el hielo... Por eso me encanta esa camiseta. Me da exactamente igual parecer una borde / mogigata / amargada / asocial porque sé perfectamente que no lo soy. Ya estoy en trámites para hacerme con una...



Para los que, como yo, veis menos que un gato de escayola, os transcribo: "No tengo fuego. No estudio ni trabajo. No nos hemos visto antes. No estoy sola"

10 comentarios:

Beatriz dijo...

Bueno, bueno.... en las noches también se encuentran cositas que merezcan la pena pero toy contigo.....NUNCA y repito NUNCA de alguien que te tiende la mano pa bailar que iiiuuugggg a saber donde la habia tenido antes !!!!! jajajaja

Javier Sánchez dijo...

Nunca me lo había planteado con la claridad que tu lo haces, aunque mi experiencia por los bares me dice que quien te habla, es porque está a la caza...aunque reconozco que en alguna ocasión he sido cazado, no es lo mío. Besos Guapa! Te me pasas por mi blog y me lees una entrada que te manda recuerdos la ReinaMadre.

May dijo...

hola sosssiaaaa!!!

acabo de hablar con Javi y me le he dicho que quiero una camiseta como esa.. y dice que a mí sólo me faltaba una camiseta que justificara que luego reculo.. estoy hundida!!!

necesito tus trucos y tus consejos a full.

besitos,

May.

Rosita dijo...

Una pregunta... me pongo en tu lugar un ratito, hasta hoy lo pienso así. Si yo fuera tu tendría muchas preguntas, pero también si yo fuera tu, le temería a las respuestas. Que crees que es mejor? Dejar todo atrás? O compartir lo que hemos vivido? Pensando un poco en lo que me has hablado, no nos debería de afectar la reacción del otro,por eso algo me dice que tengo que compartir todo, pero si lo hago no es por hacerte daño. Es por compartir y por entendernos mejor. Y si es mejor prevenir que tu corazoncito realmente este bien limpito.

Pilar V.O. dijo...

Rosita, ¿quien eres? No he entendido una palabra, y eso que lo he leído varias veces...

sara dijo...

Qué lástima no haber tenido una de éstas durante mis tres largos años detrás de la barra!!!!

Besitos desde las entrañas de Madrid

Ana dijo...

Jajaja, me encanta tu post, refleja lo que pienso 100%. Me lo pasó tu hermano, ^^que acierto!

Esperando leerte más.

Ana

Anónimo dijo...

Lo siento, pero a veces, las cosas no tiene que funcionar así. La verdad es que yo también tenía, en cierto modo, esa opinión, de que no se puede conocer a gente interesante en un bar porque no es el sitio adecuado. Pero claro, es que depende de lo que llamemos "conocer", porque tampoco se puede conocer en un rato a alguien en cualquier otro sitio. Pienso que un bar puede estar lleno de gente de todo tipo: si yo no estoy a la caza y captura, ¿por qué todos los demás tienen que estarlo? Querer entablar conversación con alguien, siempre de buenas formas, no tiene porque significar: "estoy necesitado, ayúdame!"...(¡Ups! Ahora que digo esto se me viene a la mente un fúnebre lamento... "una monedita, por favor, que tengo hambre", con tono quejumbroso entre la niebla)...
No es por nada, pero, si el año pasado no hubiera empezado a hablar con un tío en un bar, ahora no estaría donde estoy.

¡Un beso!

Guñolina guinidepú te manda recuerdos desde las nevadas tierras de Alemania.

lunack dijo...

holaaa yo kiero esa camisetaaaaa. dónde la puedo conseguir?? Yo la verdad es q alguna vez he cedido a esas tonterías pero siendo consciente de que no llevaban a nada.
Despues, he cortado por lo sano. Ajjj q askito...
Oye..me encanta tu blog!

lunack dijo...

holaaa yo kiero esa camisetaaaaa. dónde la puedo conseguir?? Yo la verdad es q alguna vez he cedido a esas tonterías pero siendo consciente de que no llevaban a nada.
Despues, he cortado por lo sano. Ajjj q askito...
Oye..me encanta tu blog!