martes, 4 de marzo de 2008

Perdón, me he emocionado

Increible como el término “emocionarse” ha eclipsado, desplazado y anulado completamente al hecho de llorar a moco tendido. Incluso ha podido con el nunca suficientemente socorrido “se me han saltado las lagrimas”.

Vamos a ver, hijos míos. Emociones son todas: desde partirte de la risa hasta acordarse de la puñetera madre de Rita la Cantaora pasando por todas las demás. Pero no. Emocionarse es llorar como una posesa, sobre todo si estás en algún tipo de reality y te ponen la voz de tu madre en off.

1 comentario:

Diana dijo...

Tienes toda la razón. Es alucinante la barbaridad de imprecisiones léxicas que cometen los presentadores y "colaboradores" en los programas de televisión hoy en día. Yo que soy filóloga a veces me llego a cabrear de verdad. Paciencia, qué le vamos a hacer. Un saludo.